Globos vacíos de aire = polìtica

 
 
Este mundo en el que vivimos es un mundo muy curioso, un mundo el cual nos hemos “inventado”. Hemos dado forma a la realidad teniendo mucho más en cuenta la apariencia de las cosas que lo que realmente se mueve dentro de ellas.Esto puede sonar raro pero pondré sólo un par de ejemplos para que se  me entienda bien..

Las cumbres de los montes, desde la antigüedad,y cosa que hemos estudiado en Geografía en el colegio aun que para algunos fuese una asignatura atravesada ( una soy yo), han sido el lugar de” encuentro” con Dios. Pues bien, ahora su sentido se ha trasladado. Los políticos de los países se reúnen cada poco tiempo en una “cumbre”. El objetivo fundamental de este encuentro supongo que es  poner en común las políticas que, en materia de seguridad social, se están llevando a cabo en las zonas del mundo mencionadas, para después, poder tomar posiciones comunes. Ese era el objetivo que reunió en Valencia (hace ya un tiempo pero me remito a este hecho) a una treintena de ministros, ya que también fueron invitados los de los países que aspiran a convertirse en miembros de la Unión, los cuales, en un alarde de ilusión, creen que  van a hallar con su incorporación, la solución a todos sus problemas. En torno a esos ministros se produjo un despliegue de azafatas, camareros, guardaespaldas, expertos en comunicación y protocolo, periodistas, etc., que rondaba el millar de personas. No sabemos si lo estudiado a lo largo de esos tres días servirìa para algo, probablemente para poco, pero lo que es cierto es que, a costa de la cumbre, un montón de personas pudieron ausentarse de sus lugares de procedencia y visitar Valencia. Posiblemente, esto fue lo más provechoso que hicieron en esos días.
Es curioso este mundo nuestro, que vende aire en vistosos envoltorios de imagen; que ha inventado profesiones para dar color y forma a mensajes muchas veces vacíos; que mueve a cientos de personas en torno a novedades económicas o financieras que no van a devolvernos ni la paz, ni la justicia; que vende todo, hasta lo que no tiene color, olor ni sabor. Lástima de este mundo cuyo objetivo final es ofrecer la imagen de que “todo va bien”: el país, la economía, la seguridad, cada día menos social, y la propia sociedad. Y que evita, al mismo tiempo, preocuparse de quienes van quedando al margen de este mundo globalizado, lleno de vacíos globos de aire que se venden al mejor postor.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s